Juan José Domenech: Comercio e industria en tiempos de Covid-19

La realidad que enfrenta el comercio e industria demanda una preparación y aplicación de estrategias no convencionales para superar esta emergencia.

El Salvador y la mayor parte de las naciones del mundo están siendo golpeados por la pandemia del coronavirus, obligando al comercio e industria a parar operaciones o cerrar en forma definitiva.

Para mantenerse a flote, las empresas han revisado los planes y proyectos definidos para este año y replantear actividades y ajustar los presupuestos para cubrir las áreas de impacto.

Modificar las estrategias y adaptarla a las circunstancias actuales ha permitido que algunos sectores de producción se mantengan en pie a pesar de la cuarentena obligatoria de casi tres meses y la reapertura irregular de la actividad comercial.

José Domenech, presidente fundador de Crio Inversiones, dice que en su caso, fue necesario analizar la cadena de producción y el comportamiento de consumo para mantener la operatividad y el empleo de los colaboradores.

Invertir en medidas de protección en la producción, mantener los estándares de calidad y mercadear los productos, pero sobre todo ajustar los canales de distribución convencionales y explorar el mundo digital, significó un reto para las empresas que lidera.

Por ejemplo, en las tiendas especializadas de la Barrica y Cheers, el cierre temporal afectó las ventas ante el mandato #quedateencasa, pero también el comercio electrónico se vio beneficiado, donde fue indispensable redoblar los protocolos sanitarios propios y el de las autoridades.

“Sabemos que es fundamental proteger a los colaboradores en el ámbito de la elaboración y la venta a fin de reducir al mínimo la propagación de la enfermedad para mantener la cadena de suministros garantizada”, manifiesta Doménech.

Asimismo, sostiene que la resiliencia en el comercio y la industria le ha permitido priorizar claramente sus acciones para evaluar aspectos claves en medio del caos que se vive, ya que de otra manera no podrían haber pasado por alto alguno de ellos.

Importante también, dice, es asumir el liderazgo en medio de la crisis, el cual ayuda a encontrar la mejor estrategia corporativa para aplicarla en situaciones como la que actualmente vive el país a consecuencia del covid-19.

“El Salvador navega en la incertidumbre, pero al identificar puntos claves, es posible replantear el continuidad del negocio de cara al futuro”. Sostiene el empresario.