Juan José Domenech tras la industria de hostelería

Desde Crio Inversiones el empresario Juan José Domenech inyecta un valor agregado a sus proyectos. Su objetivo es educar al consumidor y desarrollar este mercado de gran potencial

Crio Inversiones comenzó hace 17 años en dos rubros específicos: fabricación de alimentos de exportación y en la distribución de productos Premium para el negocio de vinos y licores.

Al nacer con la visión de educar, formar y desarrollar a los principales agentes del mercado, es decir los consumidores y los establecimientos, Crio Inversiones, liderado por Juan José Domenech, ofrece un valor agregado en la forma de hacer negocios. De esta manera, su fundador y presidente, convierte ese “plus” en ciclos productivos para la economía del país, al invertir en la educación de los consumidores para que aprenda a diferenciar la calidad de un producto.

Agregó que también invierten en desarrollar a los bartenders y a los comercios, de modo que puedan ofrecer productos de calidad, y generar una cadena de valor para el consumidor final, ya sea este local o turista.

Capacitación de bartenders

Crio Inversiones es líder en vinos y licores importados, gracias a la fuerte de inversión y reinversión para operar con los estándares de calidad y mantener un amplio portafolio de bebidas.

Para mantener un nivel elevado integral, la empresa abrió en 2016, una empresa hermana: “La Barrica”, un establecimiento propio que funciona como tienda y restaurante, pero también como escuela para los bartenders y comercios.

La combinación de negocio-educación son dos componentes claves que siempre impulsan desde cualquier plataforma comercial y Domenech asegura que deben ir de la mano para la excelencia del servicio.

Este restaurante y escuela especializada en bebidas exclusivas, responde a la necesidad de acercarse al consumidor de manera profesional .

Las capacitaciones incluyen a los bartenders, dueños de establecimientos, gerentes de la industria hotelera, entre otros interesados en ampliar el conocimiento del personal y también de los propietarios como un valor agregado.

Domenech considera que hostelería es un sector que debe apostarle al desarrollo para elevar el nivel de servicio y sobre todo, responder a las exigencias del mercado como este.

Crio ha invertido cerca de $2 millones a lo largo del tiempo para que los consumidores tengan productos de calidad, que a través de la educación conozcan sobre los productos y finalmente ese conocimiento se traduzca en la satisfacción de los clientes.