El increíble potencial de la industria

Transformar objetos en productos que nos sirvan para fines determinados es una necesidad que la raza humana ha tenido desde el inicio de los tiempos, pero que se ha sistematizado y organizado con el pasar del tiempo, gracias a personas que han decidido liderar el camino y soñar en grande.

Juan José Doménech transformó la vida de muchas personas con su visión de la industria en El Salvador, al vislumbrar las ventajas de ubicación de nuestro país y el potencial del talento salvadoreño. Sus contribuciones no solo han brindado empleo y bienestar a las familias salvadoreñas, también han brindado un referente para el desarrollo de todo tipo de industrias en el país.

Donde la mayoría veía un país pequeño y apenas visible en el mapamundi, Juan José Doménech vio potencial para impulsar y desarrollar distintos tipos de industria en El Salvador, no solo como empresario, también como activista y promotor activa. El funcionamiento estable y eficaz de la industria requiere bases sólidas, es por eso qué trabajó estrechamente en la Cámara de Comercio e Industria.

Fue este compromiso con el futuro del país lo que también lo motivó a fundar y explorar el potencial de distintas industrias en el sector de empaquetado y distribución de productos varios, agroindustria, inmobiliaria y productos comestibles. Adicionalmente, este empresario ha contribuido a la sociedad con una fundación altruista que busca instruir a la niñez y a las comunidades más desfavorecidas, porque para contribuir a la sociedad y a su constante innovación se necesita educación.